Sustantivos contables e incontables

Tal como su nombre nos lo dice, los sustantivos contables hacen referencia a aquellas cosas que se pueden contar o dividir según cierta cantidad, por lo que no necesitan de una unidad específica o particular para ser contados. Por el contrario, los sustantivos incontables son muy difíciles de contar. Gracias a su naturaleza o presentación resulta muy difícil determinar una cantidad de esa cosa por sí misma. Únicamente se puede hacer mediante alguna medida o unidad que nos ayude a determinar la cantidad de la que estamos hablando. Por lo tanto, los sustantivos contables hacen referencia a cosas que son individuales o claramente indivisibles entre sí, mientras que los sustantivos incontables a cosas que no se pueden dividir por sí mismos sino gracias a una unidad establecida.

Sustantivos contables:

Cien árboles
Cien monedas
Cinco cerdos
Cinco cucharas
Cinco hojas
Cinco naranjas
Cincuenta bolígrafos
Cincuenta globos
Cuarenta cuchillos
Cuatro camisas
Diez dulces
Diez niños
Dos caballos
Dos mujeres
Dos sillas
Doscientas personas
Noventa aviones
Noventa computadoras
Nueve lentes
Ocho cojines
Setenta televisiones
Treinta casas
Treinta perros
Tres libros
Tres peines
Tres platos
Un dedo
Un hombre
Un pantalón
Una pera
Veinte ventanas

Sustantivos incontables:

Aceite
Agua
Aire
Arena
Arroz
Azúcar
Café
Carne
Células
Cerveza
Energía
Gasolina
Granizo
Humo
Leche
Lluvia
Luz
Miel
Moléculas
Neuronas
Nieve
Polvo
Presión
Sal
Sonido
Te
Temperatura
Tiempo
Viento
Vino