Sustantivos género inherente

Los sustantivos de género inherente son todos aquellos que poseen un género y que no pueden cambiar, por lo que no existe su opuesto. Generalmente se refieren a objetos o seres inanimados, aunque en ocasiones también a personas, animales o cualquier ser animado. Estas palabras son por tanto muy similares a los sustantivos de género común y a los epicenos, por lo que se pueden clasificar en el mismo grupo. Son sustantivos muy fáciles de identificar ya que están escritos únicamente en uno solo género, independientemente de que en ocasiones hagan referencia al género opuesto. En esos casos, los sustantivos de género inherente no designan el género por sí mismos, sino por el contexto en el que se usan, el artículo que los antecede e incluso la designación genérica que se coloca usando macho o hembra. En síntesis, estos sustantivos son todas aquellas palabras que se refieren a cosas y que solo se escriben en un solo género.

Sustantivos género inherente:

Agua
Aguja
Alberca
Amor
Araña
Árbol
Árbol
Arco
Autobús
Automóvil
Avión
Balón
Barco
Bicicleta
Blusa
Boca
Bolígrafo
Bolsa
Botella
Botón
Brazo
Cabello
Cabeza
Camino
Camión
Camisa
Carne
Cartel
Casa
Cebolla
Cojín
Collar
Compañerismo
Corazón
Crayola
Cruz
Cuaderno
Cuerda
Dedo
Dentista
Edificio
Flecha
Galleta
Gente
Gorrión
Grulla
Guitarra
Higo
Hilo
Hoja
Idea
Iglesia
Justicia
Lápiz
Lata
Lenteja
Libro
Libro
Libro
Llanta
Lluvia
Luna
Madera
Maleta
Maleta
Mano
Manzana
Máquina
Mesa
Mochila
Naranja
Nariz
Nieve
Ojo
Pantalón
Pañuelo
Papel
Pera
Perdiz
Persona
Piano
Pie
Piedra
Pierna
Pijama
Planta
Puerta
Queso
Regla
Reloj
Responsabilidad
Rueda
Serpiente
Silla
Sol
Solidaridad
Tambor
Teléfono
Tijeras
Tren
Tubo
Vaso
Ventana
Víctima
Violín
Volante
Zanahoria
Zapato