Sustantivos funcionales

Los sustantivos funcionales son todos aquellos que, como su nombre lo dice, pueden desempeñar distintas funciones lingüísticas. Por lo tanto, en este caso se pueden convertir en sujeto complemento directo, indirecto, circunstancial, complemento de una preposición, un atributo, un vocativo, una posición o incluso un agente de la oración. De esta manera, los sustantivos funcionales pueden adquirir muchas características dependiendo del uso que se les dé en alguna oración. En este sentido, podemos decir que cualquier sustantivo puede ser considerado como funcional, gracias a que su definición como tal no está determinada por sí mismo sino por el contexto o uso que se le dé.

Sustantivos funcionales:

Abogado
Altruismo
Amor
Anciana
Anciano
Árbol
Átomo
Autobús
Automóvil
Avión
Balón
Bocina
Bolígrafo
Borrego
Botella
Botón
Brocha
Calceta
Camión
Camisa
Camiseta
Cariño
Cartera
Casa
Cepillo
Cerdo
Cinturón
Computadora
Credencial
Cuaderno
Cubeta
Cuchara
Cuchillo
Doctor
Edificios
Enunciado
Espejo
Esperanza
Fraternidad
Gato
Gente
Gorra
Guitarra
Hoja
Idea
Jarra
Jirafa
Joven
Juez
Justicia
Lápiz
Lentes
Letra
Librero
Libreta
Libro
Llave
Lobo
Maestro
Maleta
Mesa
Microscopio
Mochila
Moneda
Muleta
Niña
Niño
Nube
Oro
Palabra
Pantalón
Papel
Perro
Persona
Piano
Pincel
Planta
Plata
Plato
Pluma
Plumón
Policía
Profesor
Puerta
Responsabilidad
Señor
Señora
Silla
Sillón
Soldado
Sombrero
Tarjeta
Taza
Teléfono
Telescopio
Tigre
Tijera
Toalla
Trapo
Trompeta
Tubo
Vaca
Vaso
Ventana
Zapato