Sustantivos derivados de verbos

Como nos lo dice su nombre, los sustantivos derivados de verbos provienen de acciones, procesos o eventos. Es muy común que ciertos sustantivos se confundan con los verbos, principalmente cuando se presentan en infinitivo. Sin embargo, los verbos se refieren a acciones que responden a un tiempo y, por lo tanto, que se conjugan según él. Por el contrario, los sustantivos son entidades fijas que tienen un carácter sincrónico.

Sustantivos derivados de verbos:

Abrir: apertura
Aceptar: aceptación
Actuar: actuación
Admitir: admisión
Afectar: afectación
Amar: amor
Aplicar: aplicación
Apuntar: apunte
Asustar: susto
Atacar: ataque
Bailar: baile
Bajar: bajada
Brincar: brinco
Buscar: búsqueda
Cambiar: cambio
Cantar: canto
Cerrar: cierre
Comer: comida
Conservar: conservación
Construir: construcción
Controlar: control
Copiar: copia
Correr: carrera
Crecer: crecimiento
Criticar: crítica
Demoler: demolición
Desaparecer: desaparición
Desayunar: desayuno
Descubrir: descubrimiento
Dibujar: dibujo
Discutir: discusión
Empacar: empaque
Encontrar: encuentro
Esconder: escondite
Estudiar: estudio
Exigir: exigencia
Expulsar: expulsión
Ganar: victoria
Golpear: golpe
Gustar: gusto
Hablar: habla
Hacer: hecho
Huir: huida
Incluir: inclusión
Interesar: interés
Ladrar: ladrido
Lavar: lavada
Limpiar: limpieza
Llegar: llegada
Lograr: logro
Maltratar: maltrato
Marcar: marcación
Morder: mordida
Morir: muerte
Mover: movimiento
Nacer: nacimiento
Observar: observación
Perder: derrota
Pertenecer: pertenencia
Preguntar: pregunta
Rayar: rayón
Regresar: regreso
Reír: risa
Responder: respuesta
Responder: respuesta
Sentir: sentimiento
Subir: subida
Sumar: suma
Tocar: toque